Page 100 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 100

98
considerado el CERN como un éxito de la colaboración internacional. Entendemos que la referencia de Otero es relativa al caso español, que no ingresó en el CERN hasta 1961.
También hubo participación española en la Primera Conferencia sobre investigación cientí ca en isótopos radiactivos, celebrada en París bajo auspicio de la uNES- CO en septiembre de 1957. la protagonizaron llopis, Gamboa y arizmendi con una comunicación sobre el uso de trazadores radiactivos para análisis de super - cies metálicas \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[llopis et. al. 1958\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Imagen 6.9 Portada del número 1 de la revista Energía Nuclear, enero-marzo de 1957, órgano
de expresión de la Junta de Energía Nuclear. la fotografía de la portada es parte de la Planta Piloto de tratamiento de minerales del Centro Nacional de Energía Nuclear de Moncloa. Fuente: Biblioteca CIEMAT.
Pero realmente, cuando se produjo un salto cuantita- tivo importante fue en la II Conferencia Internacional de Ginebra, celebrada en septiembre de 1958. Se pre- sentaron 18 comunicaciones: dos de temas generales, sobre el programa energético nuclear español y el plan de formación; cuatro sobre minería del uranio y carac- terísticas radiactivas de zonas españolas; ocho sobre métodos químicos y metalúrgicos relativos al proceso de combustible del uranio; dos sobre instrumentación nuclear, uno sobre técnicas de emulsiones nucleares y otra sobre trazadores radiactivos129.
Como vemos seguía predominando todo lo relaciona- do con el ciclo geoquímico del uranio, lo que era lógi- co ya que era donde más se estaba avanzando con el objetivo de tener delimitados los procedimientos téc- nicos para la Fábrica de andújar. En cambio, en física, aunque se estaban realizando interesantes trabajos con producción escrita asociada, como veremos en el epí- grafe siguiente, parece razonable pensar que para un congreso internacional se esperara a profundizar en las investigaciones, lo que no se podía realizar hasta la ope- ratividad completa del reactor.
6.3 Las aportaciones cientí cas y técnicas
la producción de la JEN en su primera etapa, hasta 1958, se sigue fundamentalmente por cuatro escenarios: los artículos de la revista Energía Nuclear, los Informes JEN (publicaciones internas de la JEN, que dieron comienzo en 1956, las tesis doctorales y los productos obtenidos por procesos técnicos (que en algunos casos implica- ron patentes asociadas). En menor medida la literatura escrita también apareció en revistas especializadas ex- tranjeras, pero realmente esta producción no empezó a ser relevante hasta los años 1960. Mayoritariamente es- taba asociada a trabajos consecuencia de estancias en el extranjero. a su vez, la asociada con los informes JEN en
129 En el anexo del capítulo se identi can todas estas referencias por el año, 1958 y el identi cativo del congreso, Proc. Second Int. Conf. Genève .
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA
























































































   98   99   100   101   102