Page 108 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 108

106
hicieron los trabajos experimentales en centros ex- tranjeros. En algunos casos no se indicaba quién era el director de la tesis, pero en tres de ellos sí se indi- ca que la dirección fue a cargo de Carlos Sánchez del Río. También en dos de las tesis se agradecía la ayuda de Ortiz Fornagurea. la teórica era la de Garrido arilla \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] sobre la teoría de la desintegración de los me- sones. agustín Tanarro \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1954\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] realizó su tesis en parte en la universidad de Basilea donde hizo el diseño de un equipo electrónico para medir intervalos de tiempo muy cortos en física nuclear, diseño que materializó ya en Madrid para construir el prototipo del equipo. García Fité \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1954\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] desarrolló su trabajo de tesis sobre difusión de neutrones, para lo que utilizó una fuen- te de neutrones de Ra-Be, un contador Geiger y una pila de gra to de los que pudo disponer en Göttingen. García Muñoz \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] hizo lo propio con un acelerador de partículas de la Escuela Politécnica Federal de Suiza para estudiar desintegraciones nucleares por bombar- deo de neutrones lentos. Por último, tanto aránzazu Vigón \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1953\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] como Rodríguez Mayquez \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] desa- rrollaron sus trabajos experimentales para sus respec- tivas tesis sobre sondas neutrónicas, ambos también en Göttingen.
Medicina
En medicina en estos años las aportaciones fueron me- nores, el mismo Eduardo Ramos, Jefe de la Sección de Medicina y Protección, a rmaba en 1959 que aunque en dicha sección estaba previsto un programa de in- vestigación para desarrollar en un futuro, la prioridad era atender al personal en la labor cotidiana relativa a aspectos médicos y de protección radiológica \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Ramos Rodríguez, 1959\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Ramos se limitó a presentar los procedimientos genera- les sobre protección del personal del reactor y el estado de la cuestión a nivel internacional en 1957 sobre el tra- tamiento de tumores cerebrales con neutrones lentos, para lo que contó con información suministrada por lee E. Farr, Jefe Médico de los laboratorios Brookhaven de Nueva York \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Ramos Rodríguez, 1957, 1958\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. En este último aspecto lo más interesante fue la colaboración
de José Miguel Gamboa con el prestigioso neurociruja- no Sixto Obrador (1911-1978) en una monografía sobre el uso de isótopos radiactivos en tumores cerebrales \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Obrador, 1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Las patentes
un aspecto muy interesante es el de las patentes regis- tradas relacionadas con la tecnología nuclear. El estudio histórico de las patentes es fundamental para conocer los procesos de transferencia de tecnología. De la mis- ma manera que las publicaciones forman parte esencial de la ciencia, como ya se ha indicado en la introducción, el sistema de patentes juega un papel clave en el desa- rrollo tecnológico. Por este motivo, aunque sea breve- mente, repasaremos las patentes registradas en nues- tro país en el periodo en estudio. Entre otros aspectos, permite extraer conclusiones sobre el posicionamiento en el futuro mercado español de las empresas tecnoló- gicas del sector y también de las aportaciones de la JEN comparativamente respecto a las de organismos equi- valentes de terceros países, aunque este aspecto está fuera del alcance de este libro.
En el caso español, las patentes sobre tecnología nu- clear se vieron condicionadas por la elección de un su- ministrador externo para el reactor experimental y la apertura del futuro mercado de las centrales nucleares. Hay que aclarar que nos referimos exclusivamente a patentes registradas en España, aunque algunas, como vamos a ver, son de empresas extranjeras que es muy posible tuvieran patentes similares o iguales en sus pro- pios países, por lo tanto en esos casos dichas patentes son de técnicas desarrolladas en terceros países. En cambio, las patentes a nombre de la JEN sí estaban aso- ciadas a desarrollos realizados en España. También cabe señalar que algunas patentes no eran sobre productos  nales, sino sobre métodos o procedimientos tecnoló- gicos.
la primera patente registrada a nombre de la JEN fue en 1955, sobre un procedimiento para obtener agua pesa- da, y hasta 1958 se registraron dieciséis en total, aunque algunas eran modi caciones o añadidos de la inicial, por
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA
























































































   106   107   108   109   110