Page 17 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 17

aspectos, lo que por otra parte está su cientemente tratado en la bibliografía ya citada, y nos hemos limi- tado a presentar una contextualización general que consideramos su ciente para el objetivo principal ya indicado.
En los dos siguientes capítulos nos aproximaremos a los estudios realizados sobre radiactividad antes de la Guerra Civil, a algunas aportaciones individuales especí cas sobre física nuclear antes de la creación de la JIa en 1948 y a la importancia estratégica en tor- no a las reservas de uranio españolas, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. En el cuarto ca- pítulo se analiza la creación de la JIa, organismo con carácter reservado, y la sociedad comercial para darle cobertura legal, lo que dio origen a la JEN en 1951. Nos centraremos en el primer grupo de cientí cos de la JIa que se formaron en el extranjero. El capítulo quinto está dedicado al grupo de física corpuscular de Valencia dirigido por Joaquín Catalá, que se centró en el estudio de reacciones nucleares mediante análisis de emulsiones fotográ cas, y se considera el primer grupo español consolidado, a nivel internacional, de investigación en temas nucleares. Posteriormente se analiza la organización inicial de la JEN, con los gru- pos de trabajo asociados, indicando los miembros más destacados de los mismos y sus aportaciones cientí cas. Concluiremos con un capítulo dedicado a los comienzos de la enseñanza en ciencias y tecnolo- gías nucleares en la universidad española.
Por último, para dar un valor añadido a esta obra, hemos incluido en anexos de cada capítulo las prin- cipales referencias originales del periodo analizado, es decir trabajos cientí cos publicados, artículos en revistas especializadas o de divulgación, tesis docto- rales y monografías3.
antes he destacado la complejidad de los aconteci- mientos que he pretendido sintetizar a lo largo de la obra, lo que hace difícil dicho objetivo de síntesis. la di cultad es primero puramente técnica en cuanto a la asimilación de conceptos y a la comprensión de los procesos tecnológicos y desarrollos cientí cos. Pero también aparece una segunda complejidad en cuanto a lo comentado sobre la indudable in uencia mutua de múltiples cuestiones no estrictamente cientí cas. Todo ello in uye en la propia investigación histórica para intentar dar cuenta de los acontecimientos aquí narrados. Muestra de ello es que el volumen de infor- mación, tanto de referencias originales como de bi- bliografía secundaria y de documentos de archivos, es de tal proporción, que no se ha podido profundizar en los diferentes asuntos como hubiera sido convenien- te, sino que se ha realizado una selección previa que considero su ciente para la extensión y el alcance de este libro. Evidentemente en toda narración histórica en la que se quiera profundizar en detalles existe el peligro de hacer bueno el dicho popular de que “los árboles no te dejen ver el bosque”. En cualquier caso, he intentado mostrar el bosque y algunos árboles: que lo haya conseguido es otra cuestión.
3 Hay dos tipos de referencias, las primarias que se relacionan en los anexos respectivos de cada capítulo, y las secundarias que se relacionan en el anexo de bibliografía secundaria. las llamadas a dichos listados se identi can por la fecha de la referencia.
15





























































































   15   16   17   18   19