Page 50 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 50

48
de rayas del espectro \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Sánchez Serrano, 1949\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Tam- bién participó en la labor divulgadora del ING, con un texto que bien podría formar parte de un manual uni- versitario relativo a los diferentes tipos de medición radiactiva \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Sánchez Serrano, 1947\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
un especialista en estas técnicas fue su colega Carlos Barcia Goyanes (1907-2000), quien profundizó en la química de los elementos radiactivos, analizó los di- ferentes métodos de análisis químico cuantitativo y cualitativo del uranio, presentando las ventajas e in- convenientes de cada uno de ellos \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Barcia, 1946, 1948, 1949\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Barcia era doctor en química, y el responsable del grupo de radioquímica del ING. Junto con Eduar- do Sánchez profundizó en investigaciones concretas sobre análisis de muestras de diversas tierras y arcillas radiactivas recogidas del territorio español, y sobre determinaciones químicas usando indicadores radiac- tivos. Estos trabajos conjuntos mostraban una pro- metedora capacidad investigadora sobre estos temas \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Sánchez y Barcia, 1946; Barcia y Sánchez, 1947\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. De- mostró el dominio sobre la química del uranio, al pro- porcionar información de los principales compuestos del metal y los procedimientos de análisis para deter- minarlo. En concreto analizó los métodos de obten- ción de radioelementos, y cómo se deberían aplicar en una escala industrial, algunos ya patentados en el ex- tranjero, indicando los procesos de aislamiento de ra- dio y uranio, así como los procedimientos para análisis cuantitativo y cualitativo de las muestras obtenidas.
Otro de nuestros protagonistas que colaboró en el esfuerzo divulgador del ING fue antonio Comba Si- güenza, quien ya hemos visto pertenecía al IGME. Profundizó en los procesos geológicos de generación de yacimientos de uranio y torio, para lo que realizó estudios en las minas de Sierra albarrana. De su estu- dio se concluye un buen conocimiento de las técnicas de determinación de riqueza uranífera y de análisis de muestras del mineral y valoración de las mismas para su explotación y bene cio \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Comba Sigüenza, 1947\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Como se ha indicado, la labor divulgadora a nivel uni- versitario del ING fue importante, y esta se centró en
los cursos anuales de radiactividad, que se impartie- ron entre los cursos 1943-1944 y 1949-1950. Estaban destinados a alumnos y licenciados en Medicina (que eran los mayoritarios), de Ciencias (física y química), de Farmacia y de Ingeniería de Minas e Industriales. aunque se daba prioridad a temas de radiobiología, en realidad se trataban a nivel profundo muchos aspec- tos relacionados de la física y la química nuclear, así como también de minería. También incluían prácticas sobre determinación de tipos de radiaciones emiti- das y del contenido de la sustancia radiactiva, don- de predominaban los procedimientos químicos. De estas prácticas inicialmente se encargaron Francisco Imaz Eraso y Eduardo Sánchez Serrano. Estos cursos se realizaban todos los años, que tengamos constan- cia hasta 1950. Muchos de los temas impartidos iban apareciendo en la Revista de Geofísica, a veces con el mismo título de “Conferencias de radiactividad” pero con contenido diferente37. además, se dedicó íntegra- mente un número doble especial de 1949 al curso de ese año, con artículos sobre diversos temas. El aspecto más interesante era el de las prácticas, donde se hacía uso del equipamiento instrumental del laboratorio, y de las que se encargaban Imaz Eraso y Eduardo Sán- chez Serrano con alguna ayuda de terceros, como por ejemplo la de Jesús Granda, ayudante de cátedra de Hidrología y Climatología, en concreto sobre manejo del interferómetro para medidas en líquidos radiacti- vos \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Imaz y Sánchez, 1944\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Otro tema que merece una aproximación histórica es el de los precursores de la radiobiología y sus aplica- ciones en la medicina. anteriormente en el Instituto de Radiactividad se hicieron algunas aproximaciones durante los años 1920 sobre agricultura radiológica e hidrología médica de las aguas radiactivas, pero no tuvieron con el tiempo mayor in uencia. En cambio, en el ámbito del ING se realizaron aportaciones inte- resantes. Por ejemplo, desde  nales de los años 1940
37 Véase Redacción Revista de Geofísica (1944, 1945, 1946, 1947, 1950).
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA


























































































   48   49   50   51   52