Page 54 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 54

52
publicación, en octubre de 1950, ya que los autores firman con fecha 15 de ese mes como miembros del Radiochemical Laboratory de Cambridge y del “Ins- tituto a. de G. Rocasolano”. Puede parecer que este detalle de información que aquí se proporciona sea intrascendente, pero no lo es, porque recordemos la orden desde Presidencia del Gobierno de octubre de 1949, que hemos transcrito anteriormente, para que se comunicaran todos los trabajos relativos a lo nuclear, que debían autorizarse convenientemen- te, y en la misma se hacía referencia expresa a los estudios sobre isótopos radiactivos. Parece factible que esta fuera la causa de la suspensión temporal de la prometedora trayectoria de Gamboa sobre los radioisótopos hasta su ingreso en la JEN en 1957.
Gracias a la colaboración entre Gamboa y Maddock, con la ayuda del primero en la traducción (y tam- bién de otro colega, J. llopis), aparecieron en Anales de la RSEFyQ, antes que los resultados de la investi- gación conjunta, dos trabajos de Maddock sobre las aplicaciones de la radiactividad y la repercusión de la física nuclear en la investigación química. ahora bien, estos eran de divulgación, pero insistimos en el carácter avanzado de la misma \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Maddock, 1950a, 1950b\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Tanto estos artículos como el conjunto de Gamboa y Maddock tienen un interés histórico adicional porque los tres incluyen información de primera mano sobre los comienzos del uso de los radioisótopos.
Relacionado indirectamente con estas aproxima- ciones anteriores, hubo otra sobre la separación de isótopos a cargo de Ricardo Salcedo, discípulo de Julio Palacios, del que tenemos constancia de una propuesta de investigación experimental inte- resante. Esta consistía en la generación de fuerzas electromotrices por centrifugación de soluciones iónicas, a escala de laboratorio lógicamente, para su aplicación en la separación de isótopos. la apli- cación era general para todo tipo de isótopos, pero concretó su estudio, entre varios casos, en el del uranio. En realidad era un estudio teórico, con una propuesta experimental realizada muy rigurosa-
mente. El mismo autor ya planteaba que “la expe- riencia sería costosa puesto que habría que emplear máquinas centrífugas extraordinariamente veloces y equipos para detectar tensiones muy débiles” \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Salcedo, 1948\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Bastante antes, en 1942, dos químicos, Román Ca- sares lópez y luis Escudero Delgado, que perte- necían al Instituto de Química del CSIC, estuvieron trabajando sobre el análisis de muestras de un com- puesto con contenido en uranio y cobre, para pos- teriormente realizar la separación y una posterior valoración del resultado. En realidad fue una inves- tigación en el ámbito de la química clásica, sin uso de las herramientas posteriores que se utilizarían para la determinación del uranio, pero muestra el interés de los científicos españoles por trabajar en torno al uranio, aunque fuera con las herramientas limitadas de esos años \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Casares y Escudero, 1942\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]44.
Volviendo a las contribuciones protagonizadas por fí- sicos, estas fueron más de divulgación que de investi- gación, pero algunas especialmente relevantes, como la de José Baltá Elías (1893-1973) que daba cuenta de un excelente conocimiento del estado del momento en cuanto a los aceleradores de partículas. Baltá era catedrático de Física por la universidad de Salamanca en 1933 y fue después presidente del Centro de Inves- tigaciones Físicas leonardo Torres Quevedo del CSIC. En un trabajo muy profundo detalló muchos aspectos teóricos y prácticos de generadores electrostáticos, diversos tipos de aceleradores de partículas, con am- plia información de los ciclotrones y sincrotrones, de importancia capital para la física nuclear. En otra publi- cación también trató la radiación cósmica y los interro- gantes que planteaba en la física de entonces \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Baltá, 1949, 1959\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Por otro lado, el físico Salvador Velayos Hermida (1908-1997) revisó la teoría del momento magnético del núcleo atómico \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Velayos, 1950\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
44 No hemos localizado información sobre luis Escudero, en cuanto a Román Casares (1908-1990) fue catedrático de análisis Químico aplicado en la Facultad de Farmacia de la universidad de Madrid.
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA


























































































   52   53   54   55   56