Page 60 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 60

58
En octubre se materializa la dirección del nuevo orga- nismo, siendo el presidente José María Otero Navas- cués (1907-1983), por entonces director del lTIEMa (laboratorio y Taller de Investigación del Estado Mayor de la armada) y del Instituto de Óptica Daza de Valdés del CSIC. Se nombraron vocales a armando Durán Mi- randa (1913-2001), Manuel lora Tamayo (1904-2002) y José Ramón Sobredo Rioboo (1909-1990), este último con funciones de secretario. Como primer cientí co, en el momento de su constitución, se integró el físico y matemático Ramón Ortiz Fornaguera (1916-1974). Posteriormente, se fueron incorporando paulatina- mente varios cientí cos e ingenieros. En 1950 Otero pasaría a ser nombrado consejero delegado y Esteban Terradas (1883-1950) presidente, quien fallecería a los pocos meses.
En diciembre de 1948 se creó una sociedad de carácter comercial denominada EPalE (Estudios y Patentes de aleaciones Especiales) que servía para dar cobertura legal a la JIa. En de nitiva la JIa y EPalE eran lo mismo. Por  n, en octubre de 1951 se creó de nitivamente la Junta de Energía Nuclear, ya con carácter o cial, es de- cir no reservado, con el general Juan Vigón Suerodíaz (1880-1955) como presidente y Otero vicepresidente.
Tanto Otero como Durán y lora Tamayo ejercieron la- bores de dirección y gestión (posteriormente ya en la JEN también antonio Colino, quien ingresó en EPalE en enero de 1950)49, sin lugar a dudas fundamentales, especialmente en el caso de los dos primeros50. Solo destacar ahora que la labor de gestión y dirección de Otero fue trascendental. Tenía una sólida formación
49 Según la  cha personal de antonio Colino del fondo de la JEN (aGa 75/22046), ingresó el 31 de enero de 1950, pero al contrario de otros miembros que ingresaron antes de enero de 1952, con la JEN ya constituida, no se indica referencia a EPalE, por lo que no sabemos si allí ejerció labores de dirección. Según dicha  cha, en 1955 fue nombrado vocal y consejero de la JEN, vicepresidente en 1959 y director general adjunto en 1967.
50 Realmente, de estos cuatro primeros directivos, los que tuvieron una in uencia trascendental en la JIa y en los primeros años de la JEN fueron Otero y Durán (Calvo y Gómez-Reino, 2000; Pérez Fernández-Turégano, 2016).
Imágen 4.2 José María Otero Navascués (1907- 1983), al ser nombrado miembro de la Junta de Gobernadores del OIEa en 1969. Fuente Archivo Personal de Javier Otero de Navascués (APJON).
en física, con prestigio en el área de la óptica. además era políglota y su conocido don de gentes, junto con los importantes contactos internacionales que ya ha- bía establecido antes de la Guerra Civil, le permitieron establecer unas relaciones cruciales con los principa- les responsables de los temas nucleares en Europa. así, en los inicios de la JIa, viajó por Europa para co- nocer de primera mano las diferentes instalaciones europeas que estaban directamente relacionadas con la investigación nuclear. Su conocida capacidad inte- lectual y de trabajo le permitía, sin ser un especialista,
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA


























































































   58   59   60   61   62