Page 65 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 65

Imagen 4.4 Carlos Sánchez del Río (1924-2013), en 1948. Fuente: Centro de Estudios Borjanos.
Es evidente que el viaje de los tres cientí cos españo- les a Italia no era solo para formarse cientí camente, sino también para establecer contactos, así como para la comparación de sistemas tecnológicos con el obje- to de facilitar la posterior toma de decisiones, tanto a nivel general en cuanto a necesidades de instalacio- nes y tipo de personal necesario para las mismas. Por ejemplo sobre documentación técnica, cálculos teóri- cos, equipos de medida, elección del tipo de modera- dor para el futuro reactor experimental, mecanismos de puri cación del uranio y análisis químicos \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Otero, 1949\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
En Italia, Sánchez del Río y Vigón se dedicaron a temas experimentales y Ortiz Fornaguera a aspectos teóricos y cálculos asociados. El primero principalmente a mé- todos de medidas de parámetros, como la determina- ción de la sección de escisión del uranio, las medidas de secciones e caces, todo ello mediante uso de cá- maras de ionización y análisis de emulsiones fotográ-  cas. También participó en medidas de concentración de agua pesada.
Vigón se dedicó a la construcción de contadores Gei- ger, circuitos constituyentes de los mismos, así como a métodos fotográ cos y medidas de radiación. De forma conjunta con Sánchez del Río, también a la construcción de agrupaciones de tubos Geiger inclu- yendo los ampli cadores asociados, y de cámaras de ionización para neutrones y sus respectivos contado- res.
Ortiz se centró en cálculos teóricos bajo dirección del Profesor Bruno Ferretti, principalmente sobre facto- res de moderación en reactores, al cálculo teórico de los núcleos atómicos y otros problemas concretos so- bre la física de los neutrones, por ejemplo cálculos de probabilidad de escape en procesos de captura neu- trónica. Todo su trabajo iba encaminado a analizar los requisitos y naturaleza de una pila nuclear.
Previamente los tres dedicaron tiempo a informarse de las actividades concretas del CISE y los objetivos del grupo italiano, entre los que destacaban los si- guientes: cálculos teóricos para una pila nuclear ex- perimental; sistemas de análisis químicos; montajes de equipos de medida, como contadores y cámaras de ionización; medidas de secciones e caces; medi- das de factores del agua pesada; medidas de la esci- sión68 del uranio; obtención y puri cación de uranio. De su trabajo conjunto, que era básicamente obtener información de todo lo relacionado con la investiga- ción que se desarrollaba en Italia, concluyeron que era necesario disponer de un técnico en electrónica y un químico especialista en química analítica69. De hecho posteriormente la JIa contrató a dos personas con es- tos per les, el ingeniero de telecomunicación Rogelio Segovia (1918-1972) y el químico luis Gutiérrez Jodra (1922-2017). Segovia era el experto inicial en instru-
68 Por entonces se usaba en España la palabra escisión para referirse a  sión.
69 Toda la información anterior se ha extraído de “Informes de trabajo en el CISE”  rmados por Ortiz, Sánchez del Río y Vigón, 22-11- 1948, 10-3-1949 y 10-4-1949, aGa-PG, 83 TOP 31/12, expediente 129-7 y de la Memoria JIa ya citada (Otero, 1949).
63


























































































   63   64   65   66   67