Page 72 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 72

70
nuclear experimental. También había otros equipos que seguían haciendo prospecciones por diferentes zonas geológicas.
la empresa BRESa estaba declarada de interés nacio- nal, pero en junio de 1948 tenía prácticamente sus trabajos de explotación parados. El motivo es que su principal fuente de ingresos era la venta de mica, a cuya fabricación se dedicaba casi en exclusividad, pero la exportación de este mineral se vio práctica- mente paralizada con el  nal de la Segunda Guerra Mundial. Hasta entonces se habían llegado a explotar dos toneladas de mineral de uranio, que se dedica- ron mayoritariamente para envío de muestras con el objeto de realizar los correspondientes análisis, para productos farmacéuticos y otras sustancias para la industria química, como cloruro de bario radífero y nitrato de uranio. También eran importantes para el futuro desarrollo nuclear español las reservas de be- rilio y radio (por ejemplo, entre otras utilidades, con estos elementos se fabricaban las fuentes de neutro- nes), aunque las predicciones de Carbonell hablaban en torno a poder explotar mil toneladas de uranio, lo que evidentemente era el principal motivo de interés por dichos yacimientos89.
En las relaciones entre BRESa y EPalE pronto hubo problemas. la propietaria de los yacimientos puso di-  cultades para las visitas del personal cientí co de la JIa90, lo que hizo que Demetrio Santana elevara esta situación a sus superiores en EPalE ante los proble- mas que tuvo para visitar las minas. además, de sus entrevistas con los responsables de BRESa, Santana concluyó que los informes de los propietarios de las minas eran muy de citarios en cuanto a los planes de explotación, a rmando que en 1948 no habían traba-
89 Expediente BRESa, 1948 a 1950, aGa PG 83 TOP 31/12, expediente 138/7.
90 Cartas, 9-12-48 y 5-1-49 de BRESa a Dionisio Hernández Molina indicando que no debe permitir el paso a las minas de toda persona que no vaya autorizada debidamente al efecto (aGa-PG 79 TOP 31/12, expediente 107/11.4).
jado en absoluto. Y sobre las di cultades en las nego- ciaciones a rmaba:
Y como le dije a Otero creo que este asunto debe resol- verse rápida y de nitivamente, pues en el caso de que BRESA lo llevara al juzgado, al aparecer EPALE como una Sociedad Particular, la sentencia quizás no fuese muy satisfactoria, lo que daría además a este asunto una publicidad que no parece muy apetecible91.
Esta situación hizo intervenir a las autoridades, decre- tándose en diciembre de 1948 la reserva a favor del Estado de los yacimientos de uranio y otros minerales radiactivos (aunque realmente ya se estaba preparan- do anteriormente porque en octubre de 1945 ya se reservaron provisionalmente dichos yacimientos). BRE- Sa siguió siendo la concesionaria, pero ya EPalE fue la encargada de explotar los yacimientos por los que simplemente tenía que realizar una contraprestación económica a la primera, sin mayores problemas que la concreción del correspondiente precio por cantidad de mineral extraído.
ahora bien, el principal problema fue que las previsio- nes de cantidad de uranio que se podían explotar se vieron seriamente reducidas. Tanto por la cantidad de mineral como por el porcentaje de pureza encontrado, y sobre todo por las di cultades en la explotación y el correspondiente bene cio debido a las características geológicas de los yacimientos, que hacían dicha explo- tación mucho más difícil de lo previsto. Ya vimos en el capítulo anterior cómo el IGME constituyó una comi- sión para el estudio de las reservas de uranio españo- las, cuyos resultados se trataban con estricto carácter con dencial. El propio Otero criticaba duramente a la comisión:
Esta comisión del uranio (...) no ha realizado más que investigaciones super ciales y con carácter ne- gativo en diferentes puntos de España, no haciéndo- lo en la Sierra de Albarrana, según el informe citado
91 Carta de Demetrio Santana a anónimo (por el contenido se deduce que algún experto jurídico de EPalE) sin fecha (también se deduce de  nales de 1948) (aGa-PG 79 TOP 31/12 expediente 107/11.4)
SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA






















































































   70   71   72   73   74