Page 81 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 81

También se hicieron estudios comparativos de emul- siones \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Gibson et. al., 1951\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] y análisis de características de las mismas, en concreto sobre la in uencia del pH en la sensibilidad de las emulsiones \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá y Casanova, 1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
lo más interesante fueron las aportaciones originales. una idea brillante fue insertar elementos extraños en la emulsión que permitiera la localización de las trayecto- rias en el entorno de los mismos, por ejemplo hilos de seda impregnados de sales de uranio para facilitar las reacciones y la mejor visibilidad de las trazas en el con- torno del hilo \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá, Casanova y Senent, 1953\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Poste- riormente aplicaron la misma idea pero con unos mi- crocapilares de vidrio \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá y Casanova, 1955\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\], lo que tuvo eco en el grupo de física nuclear de Zúrich desde donde les propusieron a los españoles un experimento especí co con blancos de mercurio incorporados a la emulsión \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá, Casanova y Senent, 1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. la técnica de los microcapilares de vidrio fue la que les permitió observar las trazas, muy difíciles de localizar, de la  sión ternaria del uranio.
También idearon un método original para recuperar el espesor original de las emulsiones después del revela- do, ya que las placas sufrían una contracción que per- judicaba la precisión de las medidas \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá, Senent y aguilar, 1958\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Comprobamos que en la mayoría de los trabajos sobre la técnica de las emulsiones  guraba como autor José Casanova, quien precisamente presentaría su Tesis Doctoral en 1957 por la universidad de Valencia sobre este asunto con el nombre de Nueva técnica de trabajo con emulsiones fotonucleares.
Esta técnica mereció dos premios, el “alfonso el Sabio” del CSIC en 1957, y el de la Fundación Juan March en 1958, publicándose las respectivas memorias con el nombre Nueva técnica de trabajo con emulsiones foto- nucleares y de Nuevas aplicaciones de la técnica foto- grá ca nuclear. ambas memorias sintetizaban, por un lado, dichas técnicas, y por otro integraban mucha de la información aparecida en los artículos que se habían ido publicando.
Reacciones nucleares y propiedades de las mismas
la producción sobre estudios concretos de reacciones nucleares y características asociadas fue muy amplia, con bastantes artículos publicados, tres de ellos en revistas extranjeras, y cuatro tesis doctorales. Dos de estas tesis versaron sobre análisis de una reacción con- creta, las de José aguilar en 1954 y de aurelia Bonet en 1958. las otras dos sobre distribuciones angulares, de Fernando Senent en 1955 y de Rafael Font en 1957. En todos los casos el director de las tesis fue Catalá.
Esta línea de investigación se concretó inicialmente en dos aspectos: el análisis del espectro energético de los protones como consecuencia de la reacción nuclear C12(d,p)C13, \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Gibson y Catalá, 1950\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]113 y el estudio de las relaciones rango-energía en emulsiones nucleares \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Gibson y Catalá, 1951\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Estas investigaciones las empe- zaron a desarrollar Catalá y Gibson en Bristol, para con- tinuar el primero ya en Valencia dirigiendo a doctoran- dos españoles \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá y Senent, 1951; Catalá, Senent y aguilar, 1952\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Sobre el segundo asunto, las relaciones rango-energía, Catalá y Gibson concretaron su análisis para partículas alfa y protones, apareciendo los resul- tados en Nature, lo que sin duda avalaba la calidad de la investigación \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá y Gibson, 1951\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. El estudio inicia- do en 1950 sobre la reacción C12(d,p)C13 permitió pos- teriormente que se analizaran los niveles de excitación del C13, llegando a la conclusión, no establecida ante- riormente por la comunidad internacional dedicada a estos temas, de que había un tercer nivel \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Catalá, Villar y Bonet , 1956a, 1956b\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Otra reacción cuyo estudio produjo resultados muy fructíferos, y que fueron los que dieron a co- nocer al grupo internacionalmente, fue la reacción
113 Hay dos terminologías para expresar las reacciones nucleares. Por ejemplo la siguiente reacción C12 (d, p) C13 se puede escribir de forma simbólica como d+ C12 → C13 + p. la reacción consiste en que un átomo de carbono (6 protones y 6 neutrones), bombardeado por un deuterón (el núcleo de un átomo de deuterio, es decir 1 protón y 1 neutrón) produce un isótopo de carbono con 7 neutrones emitiéndose un protón (que se denomina C13 por tener 13 nucleones, 6 protones y 7 neutrones).
79
























































































   79   80   81   82   83