Page 87 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 87

Capítulo 6. la primera fase de la Junta de Energía Nuclear (1951-1958)
la Junta de Energía Nuclear se creó o cialmente por
117 Decreto-ley el 22 de octubre de 1951 , con el ge-
neral Juan Vigón Suerodíaz como presidente. la Jun- ta Directiva se constituyó el 16 de noviembre y salvo Vigón era la misma que la de JIa/EPalE, es decir José María Otero Navascués, ahora como vicepresidente, y los vocales Manuel lora Tamayo, José Romero Ortíz de Villacián, armando Durán Miranda y José Ramón Sobredo Rioboo. Posteriormente antonio Colino se- ría nombrado también vocal y consejero en 1955. Por otra parte, ya vimos que todos los técnicos y cien- tí cos seguían perteneciendo a EPalE, no entrando a formar parte o cialmente como personal de la JEN hasta el 1 de enero de 1952. al fallecer Juan Vigón en 1955, le sustituyó el general Eduardo Hernández Vidal. En realidad, los dos presidentes ejercieron una labor institucional y de representación, siendo Otero el hombre fuerte de la JEN. Hernández dejó el cargo en 1958, asumiendo la presidencia Otero, quien con- tinuó con la labor efectiva de dirección además de la puramente institucional. la JEN seguía dependiendo del Subsecretario de Presidencia, el almirante Carre- ro Blanco y en 1958 se nombró al general alfonso ar- mada como interlocutor con el Estado.
En el decreto de constitución de la JEN llama la aten- ción la ausencia de uno de los dos objetivos principa- les que se incluían en el de creación de la JIa, disponer de una pila atómica o reactor nuclear experimental. Pero es evidente que ese objetivo seguía siendo cla- ve, según consta en un informe interno en el que se establecía la necesidad de seguir manteniendo deter-
117 BOE n.o 297 del 24 octubre 1951, p. 4778-4779.
minadas materias como reservadas118, y simplemente se eludió del texto o cial. además, en los balances de diciembre de 1951 el grupo de física era el que más personal e inversión acaparaba (sin tener en cuenta el personal de minas), motivado principalmente por los costes previstos del reactor.
El decreto se centraba principalmente en las funciones relativas a la prospección de yacimientos con minera- les radiactivos, la explotación de los mismos y el tra- tamiento industrial posterior, así como la obtención de isótopos radiactivos. Y también llama la atención otro de los  nes indicados: “las relaciones con carác- ter exclusivo que puedan mantenerse con los orga- nismos similares en el extranjero”. En relación con la explotación minera se hacía énfasis en la importancia de establecer Cotos Mineros Nacionales con carácter reservado, allí donde hubiera material radiactivo para garantizar la exclusividad de los mismos a favor del Estado.
En líneas generales la trayectoria de la JEN es cono- cida y existe abundante bibliografía sobre la misma, por lo que en este capítulo se ha pretendido ofrecer una visión diferente en cuanto a la producción cientí-  ca original de los miembros de la JEN en su primera fase, según indicamos en la introducción como uno de nuestros objetivos.
118 Informe de Intervención, conforme con la Memoria y el Balance de 31-12-1951 del EPalE, aGa JEN (13) 4.15 75/08715.
85
























































































   85   86   87   88   89