Page 97 - Inicio Ciencia Nuclear
P. 97

reuniones en España a las que acudieron personas rele- vantes del mundo nuclear); las estancias en el extranje- ro de personal de la JEN para formación, investigación e incluso colaboración (como veremos); y la publicación en medios internacionales con marchamo de calidad, aunque este aspecto fue paulatino en cuanto a la inte- gración de los cientí cos españoles en el sistema de pu- blicación de la ciencia. Para este objetivo una di cultad fue la ausencia de investigación básica o fundamental, lo que no empezaría a solventarse hasta bien entrados los años 1960, aunque hubo algún caso interesante, como veremos, ya en la década de los 50. Obviamente muchas veces la publicación en medios internacionales iba precisamente asociada a las estancias en el extran- jero.
En el capítulo cuarto repasamos las estancias de cien- tí cos de la JIa en Italia, Suiza y Estados unidos. Estas estancias se generalizarían en el periodo de la JEN, mayoritariamente en Estados unidos, sobre todo en el Centro de Estudios Nucleares de Chicago y en la univer- sidad de Stanford (California). También fue importante la continuación de las estancias en Suiza y la colabora- ción hispano-alemana, con estancias en Göttingen, bajo la dirección de Heisenberg (Ortiz Fornaguera) y de Wirtz (María aránzazu Vigón y José García Fité). la estancia en alemania de Ortiz Fornaguera fue en realidad, más que de formación, de colaboración mutua, ya que Ortiz ayu- dó a los alemanes en el cálculo de coe cientes de mo- deración con gra to \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Soler, 2015\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. las estancias de Vi- gón y Fité sirvieron para presentar posteriormente sus respectivas tesis doctorales. El contexto de las estancias de personal de la JEN en alemania es muy distinto que en el de Estados unidos, ya que en este último caso sí se puede enmarcar en la ayuda americana, pero en el pri- mero, la causa era la difícil situación de ambos países en cuanto a la necesidad de integrarse en los foros inter- nacionales \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Presas, 2000\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Recordemos que inicialmen- te alemania tenía prohibida cualquier investigación en el ámbito nuclear y sus actividades cientí cas estaban supervisadas por los aliados, lo que fue cambiando paulatinamente. De hecho en las conversaciones pre- vias entre Otero y Heisenberg hablaban en términos de
ayudarse mutuamente en sus respectivos proyectos \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Romero, 2000\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
los resultados de las estancias en el extranjero se plas- maron en algunas publicaciones en medios internacio- nales y en informes internos de la JEN en los que parti- ciparon investigadores de terceros países. Por ejemplo María aránzazu Vigón sobre sondas neutrónicas publi- có tres trabajos, en las revistas alemanas Zeitschrift für Naturforschung y Naturwissenschaften. uno en cola- boración con Montero y otro con Wirtz \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Vigón, 1953; Vigón y Montero, 1953; Vigón y Wirtz, 1954\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. También Verdaguer y Sánchez del Río en colaboración con inves- tigadores suizos sobre difracción de neutrones \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Verda- guer et. al. 1956\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\] y Sánchez del Río en la prestigiosa Phy- sics Review sobre dispersión de protones \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Sánchez del Río y Telegdi, 1953\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. Sobre temas de instrumentación nuclear García Muñoz, en colaboración con el investiga- dor suizo Maeder, trabajó sobre calibrado de espectró- metros gamma \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Maeder y García Muñoz, 1956; García Muñoz y Maeder, 1957\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\]. además García Muñoz realizó la parte experimental de su tesis doctoral en la Escue- la Politécnica Federal de Suiza, utilizando el acelerador de partículas que allí estaba disponible. Por último Ortiz Fornaguera trabajó en temas propios de Física Matemá- tica, más bien ajenos al trabajo propio de la JEN, sobre la teoría mesónica no lineal de Heisenberg \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\[Ortiz Forna- guera, 1955\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\].
Igualmente sabemos de otras estancias en el extran- jero, además de las ya indicadas anteriormente, por la información proporcionada en las tesis doctorales por sus autores. Son las siguientes: Gutiérrez Jodra estuvo en la universidad de Chicago donde hizo uso del ciclo- trón de dicha universidad para hacer un estudio radio- químico de la  sión del bismuto; Rodríguez Mayquez en el Max Planck Institut fur Physik de Göttingen donde utilizaría fuentes de neutrones y diferentes tipos de sondas neutrónicas; y agustín Tanarro en el Departa- mento de Física de la universidad de Basilea.
Ya hicimos referencia en el capítulo dedicado a la JIa a la reunión sobre física nuclear que se organizó en el verano de 1950 en Santander. la experiencia se repitió
95




























































































   95   96   97   98   99